como creo una tienda online

Resumen: «¿Cómo creo una tienda online?» Si te has hecho esa pregunta más de una vez en los últimos meses, es momento de pasar a la acción.

Para 2024, el comercio electrónico representará el 23% de las ventas minoristas a nivel mundial, con un estimado de unos $6,7 billones, de acuerdo con datos publicados por Social Media Today. Por ello, muchos emprendedores se están preguntando ‘cómo creo una tienda online’ para aprovechar ese sector en crecimiento. 

Aprender cómo vender por Internet supone un esfuerzo, pero en realidad es menos complicado de lo que imaginas. Actualmente, existen muchas alternativas para quienes quieren iniciar un ecommerce. Pero antes de contarte cómo vender en línea, es importante que tengas claro por qué vale tanto la pena apostar por este tipo de negocio. 

Pasos a seguir para crear una tienda online

 

La presencia en línea es una gran idea para iniciar un nuevo negocio o expandir uno existente. Si quieres saber cómo y qué vender por Internet, sigue estos pasos. 

1. Realiza un análisis de mercado y estudia tiendas online competitivas

Lo primero que tienes que hacer en tu proceso de aprendizaje sobre como vender ropa por Internet es ir a los nichos más específicos ¿vas a vender zapatos? ¿solo ropa de dama? ¿solo ropa de caballeros? ¿o será un mix?

Lo segundo será evaluar qué tan rentable es venderle a este nicho y cómo se está desarrollando la competencia su estrategia de venta, medir su éxito y analizar su estrategia te dará indicios sobre qué tan rentable sería para ti.

En caso de que aún no tengas idea de qué vender, puedes indagar sobre qué productos están en tendencia. Herramientas como Google Trends o TrendHunter pueden ayudarte a detectar nichos de moda. Algunas personas influyentes de Instagram también pueden guiarte en el tema.

2. Elige un nombre de dominio

Al preguntarte cómo creo una tienda online, quizá has comenzado a pensar sobre el nombre que debería tener. Este es, sin duda, otro de los pasos más importantes para iniciar tu negocio en línea, pues de esto dependerá el dominio que elijas. 

Por lo general, se dice que los ecommerce deben tener nombres pegadizos, fáciles de recordar y representativos de lo que se vende. Sin embargo, la recomendación siempre será que tengas varias opciones de nombre de dominio porque puede pasar que al comprar el hosting ya haya un sitio web con el nombre que tenías en mente. Hay emprendedores que pasan meses pensando en uno y cuando finalmente creen tener el perfecto, descubren que no pueden usarlo porque ya existe una web igual. 

Para evitar esta pérdida de tiempo y energía, te recomendamos utilizar herramientas como el Generador de nombres comerciales de Shopify. Te dará inspiración para encontrar el nombre ideal para tu negocio web. Una vez que des con él, utiliza una herramienta para determinar la disponibilidad, tal como Instant Domain Search. Si el nombre que te gusta, tiene su dominio .com disponible, preseleccionarlo, si no, deséchalo.

Al momento de elegir un nombre recuerda esto: 

  • Mientras más corto, mejor. Procura que se mantenga dentro de los 20 caracteres.
  • Evita la ortografía creativa porque confundirá a los potenciales clientes al momento de escribirlo. 
  • No te encasilles. Si bien es importante que el nombre sea representativo de lo que vendes, si es muy específico te limitarás a permanecer siempre dentro de este nicho. 

3. Contrata un proveedor de desarrollo web confiable

Existen diferentes plataformas de comercio electrónico para crear tu tienda online. Entre las más conocidas destacan Shopify y WooCommerce. Sin embargo, también puedes contratar un proveedor de desarrollo web como JRizo. 

Considera que trabajar de la mano con una empresa que sepa cómo crear un sitio web de comercio electrónico desde cero y que conozca todos los entresijos de las mejores prácticas de ecommerce es clave para el éxito de tu tienda online. Al buscar proveedores considera lo siguiente: 

  • Su experiencia en la prestación de servicios de desarrollo de software.
  • Los ecommerce exitosos que han desarrollado.
  • Las opiniones de sus clientes anteriores
  • Qué tanto apoyo ofrecen tras la creación de la tienda en línea. 

4. Decide las características de tu ecommerce 

Junto con la empresa de desarrollo web que contrates, crea una lista de las funciones que te gustaría incluir en la primera versión de tu tienda online. Si el proveedor elegido tiene amplia experiencia, sabrá qué características son esenciales. Pero de todas formas, es importante que lo tengas en cuenta. 

En principio, te recomendamos que pienses en las páginas y categorías que incluirá el sitio web para que los clientes puedan encontrar con facilidad lo que buscan. Si vendes suministros para mascotas, por ejemplo, puedes organizar la tienda en función del tipo de animal, si es gato, perro, pez, hámster, etc., y por subcategoría de productos. 

También es esencial que se incluya una barra de búsqueda para facilitar la tarea de encontrar los productos y una lista de deseos para ayudar a los usuarios organizar los artículos que quieren de una manera rápida y sencilla. Tampoco pueden faltar las reseñas, pues actualmente más de la mitad de los compradores en línea  aseguran que estas son clave para decidirse por un producto o servicio. 

5. Añade todos los métodos de pago posibles

Otro punto clave para crear tu tienda online es garantizar la mayor cantidad de métodos de pago. Mientras más opciones puedas ofrecer, mejor. Recuerda que aunque las ventas en línea se han disparado, todavía hay personas con muchas reticencias a este tipo de compras. Y una de las principales razones tiene que ver con la seguridad de los pagos. 

Hoy en día, es posible implementar pasarelas de pago con diferentes bancos. No obstante, como sabemos que algunas veces puede ser complicada esta incorporación por limitaciones técnicas, siempre puedes optar por soluciones de terceros como la pasarela integral de PayPal. El pago a través de este servicio brinda confianza a los compradores. 

Por qué crear una tienda online es una buena decisión

En los últimos dos años, el comercio electrónico ha experimentado un gran salto. Hoy en día, las personas gastan mucho dinero en línea. Por ello, cualquier negocio que no tenga presencia en Internet, está limitando sus ganancias. 

Las compras online ofrecen comodidad y seguridad a los consumidores. Gracias a las tiendas online, estos pueden adquirir lo que necesitan cuándo y dónde quieran porque no tienen que desplazarse hasta otro lugar. Es tan sencillo como tomar el ordenador o el móvil, entrar a Internet y comprar. 

Además, crear una tienda en línea cuesta menos que montar un negocio físico. Este último requiere de la compra o renta de un espacio, del pago de servicios públicos, de la obtención de las licencias y permisos adecuados (dependiendo de lo que quieras vender), muebles y decoración, mantenimiento, etc. Esto suma muchísimos gastos, y la mayoría de ellos son continuos.

Recuerda planificar una estrategia de marketing para tu tienda online

Las consideraciones anteriores te ayudarán a crear una tienda en línea funcional. Pero debes tener en cuenta que la construcción de este sitio web no es suficiente para poner en marcha tu negocio. También requieres de una estrategia de marketing sólida que permita dar a conocer tu ecommerce a los potenciales clientes. 

Para lograrlo debes aprovechar todas las herramientas de mercado que existen, desde los anuncios y los boletines por correo electrónico hasta el SEO, la creación de un blog y las publicaciones en redes sociales. Lo ideal es que trabajes de la mano con expertos en marketing digital, pues estos profesionales podrán crear la estrategia perfecta para tu tienda online. Recuerda que los clientes no llegarán solos a tu web, necesitas atraerlos con los mecanismos adecuados. Vender por Internet puede ser muy rentable, pero es fundamental que sepas cómo sacarle el máximo provecho.

4.6/5 - (11 votos)

¿Te pareció interesante?
Puedes compartir en tus redes sociales usando los botones de abajo.

Menú